El rol de un instituto nacional de ciberseguridad

Recientemente se ha puesto en la discusión nacional la necesidad de la creación de un centro especializado en ciberseguridad lo que se ha propuesto ha sido la creación de un instituto nacional de ciberseguridad que en el marco de la Política Nacional de Ciberseguridad aprobada el 2017, señala con claridad que los esfuerzos nacionales para enfrentar los riesgos en el ciberentorno que hoy afecta a la sociedad requiere que se fortalezcan las bases de la cultura de la ciberseguridad en todos los niveles, no solo para las grandes empresas sino que a todo el ecosistema, además, si Chile quiere avanzar en la economía digital se hace necesario generar conocimiento propio sobre Ciberseguridad, tal como lo señala el modelo de desarrollo de capacidades de ciberseguridad para naciones de la Universidad de Oxford, del Reino Unido, siendo el estándar de medición que está empleando la OEA.

Nuestro país debe avanzar no solo en el contexto legislativo donde los proyectos de ley en materia de delitos informáticos y de protección de datos se están discutiendo, sino que también es necesario generar capacidades y formación del capital humano que interactúan con las tecnologías. Hoy las empresas cada vez más están incorporando diversos tipos de herramientas y plataformas, pero el factor humano se transforma en un actor relevante para salvaguardar los intereses de las personas como de las pymes. Chile requiere darse una institucionalidad en ciberseguridad para ello en el contexto de la Política Nacional de Ciberseguridad debiera avanzarse en la creación de una Agencia que tenga sus competencias definidas en la ley, pero además, que tenga se coordiné tanto con el sector público como privado para generar los cambios culturales que debe enfrentar el ciberespacio. El foco de este instituto de ciberseguridad debe centrarse en los ciudadanos, las empresas y también a nivel de formación escolar, pues debiera ser un organismo que prepare en la formación de competencias digitales tanto a alumnos, apoderados y a profesores. La formación debe ser uno de sus pilares fundamentales tanto para niveles técnicos como para la ciudadanía en general. También en la orientación para la creación de normas internas y buenas prácticas para que sean replicables por las organizaciones y las personas.

En síntesis los roles de un instituto de ciberseguridad son la prevención y la reacción ante incidentes de ciberseguridad, fomentar la investigación para generar innovación y conocimiento en ciberseguridad, promoción y detección del talento vinculándose con las empresas y la academia, fortalecer la coordinación tanto con las organizaciones nacionales como internacionales para lograr mejor eficacia en el actuar conjunto tanto con instituciones públicas como privada.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *