Qué es el informers

El ciberacoso, las amenazas y las injurias y calumnias con publicidad son las acciones que comportan las condenas más severas en la red.

La posibilidad de publicar una información escudándose en el anonimato hace que muchos usuarios utilicen este recurso para injuriar y calumniar. Pero aunque se desconozca la identidad de quien ha enviado el mensaje en cuestión, cualquiera tiene derecho a proteger su intimidad y siempre puede denunciar.
Las condenas más graves por un mal uso de las páginas de Informers recaen sobre los actos que conllevan el ciberacoso, amenazas e injurias y calumnias con publicidad. Las víctimas de estas acciones suelen sufrir graves lesiones que en casos extremos pueden inducir incluso al suicidio, por esto estos hechos son constitutivos de un delito penal.
El acosador de Ángel podría ser sancionado con una orden de alejamiento o comunicación, con una multa económica, o incluso podría ir a prisión –dependiendo de la gravedad–. Además, si fuese imputado de un delito de amenazas no condicionales, podría enfrentarse a una condena de entre 6 meses y dos años de prisión.
La abogada y profesora de la Universitat de Vic Mª Dolores Palomo explica que las injurias y las calumnias con publicidad –es decir, difundidas en prensa, radio, televisión o cualquier otro medio de comunicación de masas como las redes sociales-, “están sancionadas con penas de multas económicas cuyo importe se determina en función del daño que se haya producido y de las capacidades económicas de la persona en cuestión”. En el caso de los Informers, el administrador de la página será responsable civil solidario.

Fuente: La Vanguardia

Abrir Chat
1
Necesitas ayuda?
Hola, necesitas que hablemos?