Protegiendo los intangibles de una empresa

Cuando hablamos de los intangibles nos referimos a los desarrollos que se generan en la organización producto de su giro y el desarrollo propio del negocio. Es aquí donde los conceptos de propiedad intelectual e industrial toman mayor fuerza, esas creaciones son registrales, tales cono marcas, diseños, patentes y la propiedad intelectual.

Una vez protegida internamente, mediante los correspondientes registros, ¿cómo se controla la propiedad industrial / intelectual?
1.- Auditoría legal
El control más inmediato se realiza, a través de los correspondientes procesos de “Due Diligence”, o auditoria legal. La compañía compara: de un lado, los procedimientos que utiliza para fabricar, y los productos que fabrica, y/o su presentación, de otro, los registros de los que es titular. El objetivo es ver si lo “usado” es “lo protegido” y viceversa.

2.- Contratos
La segunda forma de control son los contratos. Todo uso de la propiedad industrial / intelectual, debe regularse en contrato escrito. De esta manera, queda fijado: quién es titular de esos derechos; qué puede hacer el tercero (y qué no puede hacer) con esa propiedad; quién es titular de los nuevos derechos, que se creen a raíz de esa cooperación.

  • La forma más habitual de cooperación es el Contrato Licencia: el titular del registro cede a un tercero el derecho a explotarlo, a cambio de un pago periódico (“royalty”, o canon).

Fuente:  SNA Abogados

Abrir Chat
1
Necesitas ayuda?
Hola, necesitas que hablemos?