desde la TV hacia la Web

Siempre se decía que tarde o temprano llegaría el momento en que la web sería el espacio para la televisión. Hoy este fenómeno ya ha comenzado a llegar con la nueva generación de televisores llega con integración total a la red, que les da acceso a videoconferencias, canales interactivos y contenido a la carta sin necesidad de un computador. Así funciona esta nueva oferta.

Estos modelos están listos de fábrica para operar con contenido de la red, e incluyen una serie de aplicaciones para acceder a todo tipo de contenido como noticias, videos e incluso, páginas web como si de un computador se tratara. Sólo basta con conectar el cable que viene desde el router de su operador de internet -el mismo que se conecta al computador de la casa- y puede empezar a utilizarlo. No es necesario cambiar la entrada de video o dejar de ver el programa que está sintonizando, lo que permite revisar Facebook o Twitter, mientras se ve un partido de fútbol o una película y elimina la necesidad de encender el computador a menos que sea estrictamente necesario. Incluso puede conectarse a la red del hogar a través de una red inalámbrica Wi-Fi, eliminando la necesidad de tener un cable más alrededor de la casa.

En cuanto a la navegación en la red, los usuarios indican que los browsers integrados con estos televisores son más bien un accesorio que complementa la experiencia y que de ninguna manera pueden reemplazar al de un PC, en cuanto a su funcionalidad, aunque durante los últimos meses se ha visto un avance en la materia. Samsung lanzó este año el primer modelo, que incluye un navegador con soporte completo a Adobe Flash, el sistema que permite desplegar videos y animaciones desde diferentes sitios en una página. Si bien los otros televisores sí permiten acceder a YouTube, lo hacen a través de aplicaciones especialmente ideadas y no pueden acceder a otros sitios de streaming, como los que se encuentran en redes sociales y portales de noticias. Es importante destacar que cuando se trata de contenido por streaming -video transmitido por internet-, los usuarios y las compañías coinciden en que lo mínimo es tener contratada una velocidad de internet de 2 MB, siendo lo óptimo desde 6 MB en adelante.

Al igual que un computador o un teléfono de última generación, estos televisores funcionan con un sistema operativo que permite que puedan ejecutarse las funciones multimedia y aplicaciones. Estas hacen posible que, en el caso de modelos con una conexión USB, se puedan conectar discos duros y pendrives, para luego acceder a la música y videos guardados en ellos. Las tres compañías que ofrecen TV con acceso a internet han desarrollado programas para actualizar estos sistemas operativos y así agregar nuevas funciones y soporte a más formatos de audio y video. En la mayoría de los casos, el mismo televisor puede chequear en línea si es que existe alguna actualización disponible, la cual se descarga a un pendrive y pesa entre 15 a 30 MB. Una vez completada la descarga, la instalación toma alrededor de cinco minutos.

Fuente: La Tercera

Abrir Chat
1
Necesitas ayuda?
Hola, necesitas que hablemos?