Hacia una nueva modernización del Estado

La llegada de Rafael Ariztía al Gobierno en particular a la Segpres nos habla de una nueva restructuración. Desde ya lo que conociamos como Desrrollo Digital pasará a depender de la Segpres y busca hoy ser un elemento central en el desarrollo de la modernización del Estado. Ya en la administración Lagos el PRYME (Programa de Regorma y Modernización del Estado) buscaba generar los cambios que el uso de la tecnología y la gestión podía entregar a un Estado con bases muy fuertes en una estructura decimonónica.

Hoy se pretende que un grupo de profesionales se haga cargo de de adoptar las mejores experiencias y modernizar al Estado mirándolo como si éste fuera la mayor empresa del país, con millones de “consumidores obligados” que requieren sus servicios, situación que hoy se vive fuertemnte, pues quien quiera iniciar un negocio a través de un emprendimiento, dónde más tiempo se pierde es en la infinidad de trámites que debemos realizar desde la creación de la escritura de la sociedad hasta los trámites para el inicio de actividades en el Servicio de Impuestos Internos.

No sólo la administración central del Estado tiene dicotomía en el uso de la tecnología, también los encontramos en los Municipios, donde varios de ellos no tienen sitio web, ni siquiere tienen red adecuadas para entregar servicios a sus ciudadanos.

Pero no basta sólo con idear una buena estrategia o tener la infraestructura adecuada. La capacidad de crear y utilizar el conocimiento es lo que marca la diferencia entre los países, empresas y personas. Los más preparados serán los que avanzarán. Entonces la necesidad de reactivar con mayor énfasis el trabajo de la agenda digital es de suma urgencia.

Actualmente, nuestro ordenamiento jurídico está pensado para una sociedad industrial, salvo contadas excepciones. Se requiere transformar todas las estructuras legales necesarias para una sociedad de la información. Se necesita una reforma Digital con visión de Estado, incorporando a las personas, generando demanda por sus servicios y creando empleos de alto valor agregado, ello permitirá romper el círculo de la pobreza desarrollando capital humano para ser un país de avanzada.Para dar este paso la educación es esencial, las mallas curriculares a todos los niveles deben contener las competencias laborales necesarias para formar a personas de la sociedad de la información. De allí también que nuestro país requiere tener un sistema nacional de certificación de competencias laborales, similar a los existentes en varios países desarrollados.Para sacar adelante una reforma Digital se necesita además, de forma urgente un cambio de actitud de nuestros líderes. Continuar con la implementación de infraestructura tecnológica para educar para el conocimiento. Transmitir la importancia del uso de las tecnologías a empresarios y trabajadores. Para llevar acabo el logro y desarrollo de nuestro país a niveles de nación desarrollada, es fundamental tener las capacidades humanas necesarias para implementar una reforma Digital para el siglo XXI acorde a las exigencias que platea la sociedad de la información que estamos viviendo.

Fuente: Que Pasa

Abrir Chat
1
Necesitas ayuda?
Hola, necesitas que hablemos?