Gestión del riesgo ante las crisis

Un tema del que hemos hablado mucho después del terremoto es sobre la gestión del riesgo. Cuando las empresas funcionan normalmente, cuando operan todos los servicios, uno no piensa que puedan existir situaciones complejas. Pero tras el terremoto del 27 de febrero pasado, los riesgos aparecen y e hacen cada vez más latentes. Páginas de bancos caídas, sistemas de comunicación del Gobierno interrumpidos. El plan de contingencia debe contemplar, básicamente, servidores de respaldo ubicados en otro lugar geográfico y que no se vean afectados por el mismo desastre que podría estropear los servidores principales a lo menos más de 100 km recomiendan los especialistas. Además, los grandes servidores deben contar con grupos electrógenos con petróleo suficiente para operar varios días y estar ubicados en edificios antisísmicos. Dentro de los problemas que se han identificado en nuestro país el primero es que los grandes “data center” están concentrados en la capital y, si bien las empresas tienen sistemas de respaldo, éstos se encuentran muy cerca entre sí. Lo ideal sería tener servidores en Arica, Punta Arenas y Santiago, por ejemplo el caso de Google, que tiene servidores repartidos de costa a costa en EE.UU.

Otro problema es la red de datos. En Chile los cables de fibra óptica que transportan los datos van a un costado de la Panamericana y si se corta un puente también se corta el cable. El tema es que la mayoría de las empresas que transportan datos en Chile instalan su fibra en el mismo lugar.

Los planes de contingencia deben formar parte de la cultura no sólo de las grandes sino que también de las pequeñas empresas, nunca sabemos cuándo volveremos a ser afectados por una situación como la que hemos vivido.

Hoy existen mecanismos para evitar estas situaciones y hay también estándares internacionales aceptados para saber como proceder.

Abrir Chat
1
Necesitas ayuda?
Hola, necesitas que hablemos?