Uniformando lenguajes en emprendimiento

El lenguaje entre universidad y empresa requiere se afinado para poder avanzar en forma conjunta, mi experiencia me dice que tenemos que desarrollar nuevas opciones de comunicación como también un nivel de conocimiento mutuo mucho más relevante dada las necesidades avance y crecimiento que estamos experimentando.

La universidad y la empresa cuentan con códigos éticos distintos. Así, mientras la primera basa su comportamiento en normas éticas como “la no-privacidad de los conocimientos generados a través de una actividad científica, la libertad de publicar el resultado de la investigación y la calidad de las investigaciones”, la segunda se rige por reglas prácticamente opuestas, como son “la privacidad de los conocimientos obtenidos, la no-publicación de éstos, el ánimo de lucro y la mejora de su posición competitiva”.Desde el punto de vista organizativo, ambas comunidades también pertenecen a universos distantes. Mientras la burocracia y la rigidez gobiernan la estructura universitaria, las empresas basan su éxito en la flexibilidad y la capacidad de adaptación de la misma. El segundo gran bloque de obstáculos a los que las autoras hacen referencia son los relativos a la forma en que se llevan a cabo las investigaciones, así como la manera en que se pueden explotar o comercializar. Uno de los mayores temores por parte de la empresa es que los académicos se apropien de los resultados de la investigación e inicien sus propios negocios. Para evitarlo, la empresa suele fijar una serie de restricciones sobre el tipo de investigación, la divulgación de los resultados y su publicación, así como el tiempo de duración de la misma.

Recientes estudios han propuesto la necesidad de generar un marco legal dentro de la autonomía de la voluntad de ambas organizaciones que les permita establecer las relaciones de manera más clara. Para tales efectos su foco está en

proteger la titularidad de las patentes que pudieran obtenerse por la I+D universitaria. Determinar los derechos de publicación de los resultados del investigador. Diseñar un adecuado sistema de incentivos y recompensas consistente con los objetivos de transferencia tecnológica. Identificar los factores que mejoran los niveles de éxito entre las partes, como la fijación de un objetivo común, alcanzar determinados niveles de confianza y compromiso entre las partes, la experiencia de los participantes en el proyecto, etc.

Mi experiencia en proyecto de desarrollo con empresa me dice que es clave el asignar responsables por áreas como por proyectos para que asuman el rol de clientes y mantener de manera clara y expedita las relaciones como proveedores y esto permite reducir los típicos obstáculos que existen en las organizaciones complejas como los son las universidades pero también las empresa.

Descargar Estudio

Fuente: Diario Financiero

Abrir Chat
1
Necesitas ayuda?
Hola, necesitas que hablemos?