Hacia una reforma Procesal Civil

Desde el segundo año de la Universidad trabajé haciendo encargos para oficinas de abogados, incluso para la oficina de abogados de mi padre y para el Banco en que él trabajaba. Gran parte de las acciones que realicé como procurador todos esos años eran en el ámbito civil, por tanto me tocaba visitar gran parte de los Tribunales Civiles y fundamentalmente ver cobranzas, juicios ejecutivos y juicios especial hipotecarios, uno que otro juicio ordinario. Pero debo reconocer que gran parte del trabajo eran cobranzas. Lo mismo me pasó cuando me recibí de abogado, hace ya 10 años, cuando me tocó llevar las cobranzas de bancos y de financieras.

Después de tanto tiempo, la justicia civil sigue igual, lenta y sobre todo saturada con las cobranzas. Esto me ha llevado a escribir este post porque nuestra Justicia Civil debe adecuarse a los nuevos tiempo y comenzar a evaluar una gran reforma al procedimiento civil y porqué un nuevo Código. No se puede desconocer que es un derecho constitucional el debido proceso, pero también, ese proceso debe ser rápido y expedito, donde principios como la oralidad, la inmediación del juez, la concetración, formen parte de él, el sistema procesal civil no puede quedarse atrás en estas reformas (la Penal y la Laboral son ya una realidad), es urgente e incluso debe ir de la mano con una reforma en la forma de hacer las cosas donde la tecnología puede ser una herramienta vital.
Por ello resulta urgente reemplazar el actual sistema, de carácter escrito, por uno moderno, eficaz y eficiente, en el que los principios antes señalados sean sus pilares fundamentales. No basta simplemente con modificar el actual Código de Procedimiento Civil, sino que éste debe ser completamente sustituido, tal como ocurrió con el sistema procesal penal. Se debe incorporar las notificaciones por email, procesamiento de datos y bases de datos efectivas e interconectadas, uso de firma electrónica, entre otras.

Una Justicia Civil moderna y adecuada a los nuevos tiempos unida a la modernización de los auxiliares de la administración de justicia como notarios, conservadores y archiveros judiciales darán curso a un acceso más eficiente y eficaz a la Justicia Civil que hoy ve sus tribunales colapsados de expedientes, con abogados y procuradores haciendo filas para pder acceder a los autos y sin tener respuestas de las resoluciones de los tribunales en el tiempo debido.
Abrir Chat
1
Necesitas ayuda?
Hola, necesitas que hablemos?