Protección de datos personales

Ayer domingo apareció en El Mercurio una reportaje sobre la protección de los datos personales y particular cómo se van dejando rastros en la web. Si porque hoy comienza a aparecer un concepto nuevo en nuestras vidas la trazabilidad, vamos dejando rastros esto se produce hoy al tomar una micro del transantiago o cuando entramos al metro o cuando pasamos por un pórtico con TAG en una autopista.

La capacidad de los servidores de los grandes buscadores como Google y Yahoo! también se unen a la alternativa de seguir nuestros rastros, cuáles fueron los últimos sitios visitados o incluso más dejar en el ciberespacio información nuestra que podría ser comprometedora vigente por largo tiempo, sólo bastaría busca nuestro nombre en Google para saber si está allí. (La tarjeta Bip permite conocer los movimientos realizados hasta 90 días, sólo ingresas a http://www.tarjetabip.cl/ y con tu cedula de identidad + el número de la tarjeta puedes tener esa información )

La ley 19.628, sobre la protección de los datos personales, nos entrega escasa protección, ella legalizó el procesamiento libre y sin restricciones de los mismos datos si son de carácter económico, financiero, bancario o comercial.La misma norma deja abierta la puerta de par en par al controvertido marketing directo, al permitir también el procesamiento sin trabas de los datos “necesarios para comunicaciones comerciales de respuesta directa o venta directa de bienes o servicios”. Ahora sabe por qué recibe tanto spam o cartas con ofertas de créditos no solicitados.Eso sí, esa norma establece el derecho de acceso o “habeas data”. Este permite que cada persona sepa quién y con qué fines tiene sus datos y pueda eliminarlos, corregirlos o actualizarlos, no importa que se trate de una entidad pública o privada.Los requeridos tienen 48 horas para responder y, si no lo hacen, el afectado puede recurrir a los tribunales. En la práctica, si su carné de identidad aparece mal digitado y le están achacando una deuda que no tiene, usted puede exigir la rectificación y sin costo alguno.

La ley no estableció un registro obligatorio de los responsables de las bases de datos. Por lo tanto no queda claro a quién hay que acudir, en la empresa, para exigir la corrección de la información. Muchos son los que recolectan datos. Por ejemplo, la mayoría de las multitiendas los exigen al momento de otorgar créditos o al vender en línea. El investigador de Harvard Victor Mayer Schönenberg recuerda que por años los seres humanos hicimos uso de nuestra capacidad de olvidar, pero conservábamos la memoria de lo importante. Pero hoy la conservación de información se ha vuelto más barata y accesible a todos. El resultado es una sociedad donde todo es observado, y aquellos que tienen acceso a esa información tienen un poder informacional.Le preocupa esa capacidad y su potencial abuso. Por eso, propone en un estudio publicado que a través de leyes y software consigamos que estos sistemas de almacenamiento de información, como las búsquedas de Google u otro buscador, estén obligados a borrar automáticamente parte de la información almacenada tras un tiempo determinado.

En Chile necesitamos regular de forma correcta el uso de la información, hoy no existe claridad en la ley 19.628 a quien hacemos responsable del procesamiento de la información dentro de la empresa, el sector público no tiene las facultades para hace efectiva la entrega y custodia de la información que maneja de sus ciudadanos (me preocupa saber en cuántas bases de datos estaré en el sector público) también en el sector privado ya que la cantidad de llamadas y de email que recibo es algo no menor, muchas son las debilidades de nuestra norma vigente y escaso es el conocimiento de nuestros legisladores en estas materias, acaso llegaremos a tener una agencia de protección de datos como en Europa para hacer valer estos temas a nivel administrativo y evitar la judicialización.
Abrir Chat
1
Necesitas ayuda?
Hola, necesitas que hablemos?